ca.gov

California Department of Food and Agriculture

ENFERMEDAD VIRULENTA DE NEWCASTLE


ALERTA DE ENFERMEDAD VIRULENTA DE NEWCASTLE



Videos

Virulent Newcastle Disease PSA (Spanish) > Enfermedad Virulenta de Newcastle Anuncio de Servicio Público

Se detectan varios casos de una enfermedad aviaria mortal en el Sur de California

Qué es la enfermedad de Newcastle y por qué debe cuidar a sus aves de corral

video

Enfermedad Virulenta de Newcastle (Virulent Newcastle Disease, VND)

La enfermedad virulenta de Newcastle, anteriormente conocida como enfermedad exótica de Newcastle (Exotic Newcastle Disease, END) es una enfermedad viral grave y altamente contagiosa que puede afectar a aves de corral y otros tipos de aves. En casos muy poco frecuentes, las personas que están expuestas a aves infectadas pueden desarrollar inflamación en los ojos o síntomas leves parecidos a la fiebre. Estos síntomas desaparecen generalmente sin necesidad de tratamiento; sin embargo, se debe buscar atención médica si estos signos persisten. La infección se previene fácilmente con el uso de equipo de protección personal estándar. La enfermedad virulenta de Newcastle no representa una preocupación de seguridad alimentaria. Nunca se han dado casos de la enfermedad de Newcastle en humanos como consecuencia de comer productos derivados de aves de corral, así que se considera seguro comer huevo y productos derivados de aves de corral siempre y cuando estén completamente cocidos.

El virus está presente en secreciones respiratorias y heces, y puede causar tasas elevadas de enfermedad y mortalidad en aves susceptibles. En el caso de las aves de corral, los pollos son los más propensos a desarrollar la enfermedad, mientras que los patos y gansos son más resistentes. Las tasas de mortalidad en psitácidos (loros y pericos) pueden variar de cero hasta 75%. Algunas especies de loros, especialmente los loros verdes, principalmente los del género Amazona, pueden esparcir intermitentemente el virus de la VND por més de un año en el excremento. Otras aves se pueden infectar sin presentar síntomas, pero pueden transmitir la enfermedad. Una vez que la VND se introduce en las poblaciones de aves domésticas, la propagación suele ser a causa del contacto entre las aves, o a través del contacto con personas, alimentos o equipos contaminados. Otros tipos de enfermedad de Newcastle, que se conocen como lentogénicos y mesogénicos, son menos virulentos y pueden causar síntomas leves o ninguno en absoluto.

No existe una cura efectiva para la enfermedad virulenta de Newcastle. Es de gran importancia que todos los propietarios de aves, tanto comerciales como no comerciales, mantengan barreras efectivas para mitigar el riesgo de contagio de VND.

Incidentes históricos de la enfermedad virulenta de Newcastle (Más/Menos)


Los brotes de la enfermedad exótica de Newcastle (Exotic Newcastle Disease, END) afectan gravemente a la industria avícola. En 1971, un brote considerable se presentó en parvadas de aves comerciales en el Sur de California. En total, se identificaron 1,341 parvadas de aves infectadas y se sacrificaron cerca de 12 millones de aves. El programa de erradicación tuvo un costo de $56 millones de dólares para los contribuyentes, alteró gravemente las operaciones de muchos productores y aumentó los precios de las aves y los productos derivados para los consumidores.

El brote de END de 2002-2003, que se confirmó originalmente en aves de corral en el Sur de California, se propagó hacia las operaciones de aves comerciales en California y en aves de corral en Arizona, Nevada y Texas. El gobernador de California declaró un Estado de Emergencia, el Secretario del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (United States Department of Agriculture, USDA) declaró una Emergencia Extraordinaria, y se declararon emergencias locales en los condados de San Diego, Riverside, Los Angeles y San Bernardino. Se conformó un grupo de trabajo entre el USDA y el Departamento de Alimentos y Agricultura de California (CDFA) que comprendía más de 7,000 personas que se alternaban durante el curso del brote. Las restricciones comerciales que resultaron de la aparición de la enfermedad tuvieron un impacto negativo en los productores de aves y huevos de California y los Estados Unidos. El brote tuvo una duración de once meses, desde el momento en que se detectó hasta que se erradicó. La respuesta ante el brote condujo a la destrucción de 3.16 millones de aves, lo que tuvo un costo de $161 millones de dólares.


Para más información acerca de la enfermedad virulenta de Newcastle


Enlaces informativos de la industria (en inglés)


Información de la Organización Mundial de Sanidad Animal (Organization for Animal Health, OIE) (en inglés)